“El buen arte es el peor negocio” por Momus

Estamos muy contentos de colaborar con PlayGround, un portal creado para los amantes de la música que tienen ganas de descubrir qué se cuece en este arte, aquí y en el extranjero. Con nuestro viaje a Tokyo, PlayGround ha querido sumarse también a esta “fiebre” nipona y ha conseguido que uno de los gurús de la música en Tokyo dedique unas palabras a la actualidad musical. Él es Momus. ¡Disfrutadlo!

“El buen arte es el peor negocio” por Momus

Hace poco descubrí un fascinante gizmo online llamado My City vs. Your City. El sitio hace un recuento de las escuchas en Lastfm de ciudades de todo el mundo y te permite organizarlas en pares. Mientras clickaba sobre ciudades una gran imagen emergió de inmediato: ya sea en Brasil, Rusia o incluso en China, los usuarios de LastFM están escuchando pop en inglés. Únicamente los usuarios japoneses son diferentes: están escuchando casi exclusivamente pop japonés.
Así que mientras la gente en Sacramento, Madrid y San Petesburgo escuchan a Muse, Coldplay, The Killers, Radiohead y otras bandas anglófonas, en Hiroshima la lista es la siguiente: Perfume, The Pillows, Fujifabric, Nana Mizuki, Superfly, Spitz… todos artistas japoneses. Sólo hay una banda de habla inglesa a la vista: The Beatles.

Ahora, desde un punto de vista esto puede parecer un increíble logro. La industria musical japonesa se las ha arreglado para contener el “imperialismo” de la industria anglo y preservar su propio mercado. Pero creativamente, no es un cuadro tan bonito. Analicemos a uno de los artistas en esa lista. Esto es “See You” de Superfly: ver vídeo

Llamé a esta música Matsuri-kei y la conecté a discos de otras bandas de solo chicas como OOIOO y Afrirampo, rastreando sus influencias vía The Boredoms (el más seminal y esencial grupo japonés underground de los últimos veinte años) de vuelta a la música Jamaicana y su influencia en grupos británicos de la New Wave como The Slits y The Raincoats. Pero lo verdaderamente interesante acerca de artistas como Oorutaichi, OOIOO y Doddodo es que han dado con una forma completamente japonesa de fusionar influencias globales. Sus ancestros reales son excéntricos visionarios como el maravilloso Yximalloo, una electrónica “tribu de uno”. ver vídeo

Hay otra tendencia en la música underground japonesa, más pura y académica, que proviene de la escena underground noise de los noventa. El circuito de festivales subsidiados en Europa (el Transmediale en Berlin, Ars Electronica en Graz, etc) son testigos actualmente de actuaciones de artistas como la científica del sine wave Sachiko M, el jazzista y torturador de vinilos y agujas Otomo Yoshihide, el veterano guitarrista noise Keiji Haino, y el geek del bleep y el estallido Ryoki Ikeda. Cada uno ha llevado su gesto musical al más extremo, puro y fino lugar que podían. Emergiendo a su estrellato elitista desde espacios performativos semi-secretos como el Off Site en Tokyo, o (en el caso de Ikeda) de colaboraciones con Dumb Type, un grupo de danza de Kyoto, estos músicos tienen que luchar con esa confortable paradoja: ser un vanguardista establecido. ver vídeo

Un lugar extraño donde los límites y el mainstream se cruzan fructíferamente en el Japón de hoy en día es en el sello que tiene Ryuchi Sakamoto (a través de la multi independiente Avex), Commonns. Aquí, los incondicionales de lo alternativo como Asa Chang y Jun Ray, Aoki Takamasa, Boredoms y OOIOO -junto con la veterana Yellow Magic Orchestra, que habéis visto arriba en Tokyo Melody el fabuloso documental de Elizabeth Lennards de 1985- publican interesantes álbumes en completa libertad creativa. Al sello le gusta utilizar la frase de Andy Warhol que dictaba que “un buen negocio es el mejor arte”, pero cualquier ejecutivo de discográfica japonesa que se atreva a afirmar tal corolario – que “el buen arte es el mejor negocio”- será seguramente despedido de inmediato.

Anuncios

Una respuesta a ““El buen arte es el peor negocio” por Momus

  1. Hace 6 meses compré unas zapatillas Vialis Aro, las pagué en efectivo y no tengo el ticket pero tengo la caja con todos los datos del modelo.

    Las he usado unas 20 veces y se ha rajado la suela de las 2.

    Seguramente es un defecto de fabricación, he llamado a la tienda donde las compré (/Elisabets).

    En la tienda me han dicho que la casa dice “que no hay nada que hacer, que no me dan ninguna solución”.

    En definitiva, pagas 120€ por unas zapatillas y cuando tienen que responder de un defecto dicen que te busques la vida.

    Tengo varias zapatillas Vialis pero no pienso comprar ninguna más.

    Saludos y gracias por vuestra penosa atención al cliente!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s